La actual administración ha planteado cinco ejes transversales de trabajo que conforman la base de su gestión: Abastecimiento, Calidad del Agua, Saneamiento, Eficiencia Energética y Atención al Cliente; cada uno conforma diferentes esfuerzos, con la finalidad de transformar la ANDA y cumplir a la población salvadoreña. Uno de estos ejes, la eficiencia energética, busca asegurar un adecuado abastecimiento a los usuarios, siendo más constante y con menos fallas eléctricas en los sistemas encargados del suministro. Todo esto se traduce en un ahorro en energía que reduzca los costos a la institución, así como la minimización de impactos ambientales.

 

Es por ello que el presidente Rubén Alemán, junto con el Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Energía, Salvador Handal, firman un convenio para contribuir al desempeño energético de todos los medios mecánicos y tecnológicos que se utilizan en los sistemas de agua potable y saneamiento, con la implementación de planes estratégicos y operativos que permitan un uso eficiente de la energía en la ANDA.

 

Este esfuerzo forma parte del trabajo articulado con otras instituciones de Gobierno, tal como lo encomendó el Presidente Nayib Bukele, para el intercambio de recursos, información y habilidades técnicas que promuevan  el aprovechamiento de recursos energéticos renovables e incrementar el uso de las energías alternativas, dando ese salto de calidad y contribuyendo al desarrollo y crecimiento de El Salvador.