El Gobierno del presidente Nayib Bukele  tiene la visión de brindarle a cada salvadoreño la calidad de vida que se merecen, por eso dentro del Plan Nacional  del Agua, La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA),  entregó a un estimado de 2 mil familias un nuevo pozo de agua potable. Este  se encuentra ubicado dentro de la Planta Cumbres de Cuscatlán, Antiguo Cuscatlán.

La producción de agua es de 600 galones por minuto,  un buen caudal para las familias que habitan la zona alta del municipio y que por muchos años, debido a la altura en la que se encuentran algunas casas, la presión del agua era débil. Ahora con el nuevo equipamiento en la planta el agua llegará con la presión suficiente.

Con este pozo se mejorará el servicio de agua potable para las familias de Cumbres de Cuscatlán, Cumbres de La Esmeralda y la parte alta de Antiguo Cuscatlán.

“Aquí se da un fenómeno diferente a todos los pozos que hemos inaugurado, aquí tenemos un pozo nuevo, uno rehabilitado y un sistema de rebombeo totalmente nuevo con una cisterna” agregó el arquitecto Frederick Benítez.

Eso significa que un equipo de bombeo es para Cumbres de Cuscatlán y el otro para Cumbres de la Esmeralda, la inversión total del proyecto es de alrededor de 550 mil dólares. El presidente de ANDA, Frederick Benítez, esta atento de cada solicitud de la población y cada día reafirma su compromiso con el Gobierno central para dignificar a las familias salvadoreñas a través del servicio de agua potable.