El presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Felipe Rivas, entregó, este sábado, más de 150 acometidas de agua potable que beneficiarán a más de mil habitantes del sector de las antiguas líneas férreas del tramo del municipio de San Miguel, en el departamento del mismo nombre.

El proyecto abarca desde la calle antigua a La Unión, al costado oriente de la sede de Ciudad Mujer, recorriendo la ex línea férrea hasta las riveras del Río Grande, en el antiguo puente del tren, entre las colonias Presita I y Presita II.

“Desde hace 35 años estábamos esperando esto. A mí me parece que ANDA ha trabajado bien, por mi parte estoy complacida con lo que han hecho. Para mi ver es mucho beneficio porque hoy que estamos en época seca, prácticamente, es bastante ayuda, porque a veces nos quedamos con los pozos secos, no hay agua, hay que andar trayendo agua de otra comunidad. Entonces, para mí, esto es maravilloso lo que han hecho”, comentó Isabel Hermelinda Rodríguez, una de las beneficiadas de la colonia Los Ángeles, sobre la línea férrea.

El titular aprovechó la visita para sostener una reunión con las comunidades, donde anunció que posterior a las conexiones de agua potable, ANDA iniciará un proyecto de alcantarillado sanitario en la zona.

“Estos proyectos son importantes porque recordemos que gozan de un subsidio de la autónoma. Un subsidio que lo absorbe ANDA. ¿Qué significa esto? Que si la población consume hasta 10 metros cúbicos, el costo es de $2.29. Cuando ellos han estado comprando barriles desde $0.80 hasta $1.50, lo que les hacía presupuesto de $30, $40. Ahora esa es una economía familiar que perfectamente la van a poder invertir para el bienestar de sus familias”, informó el titular.

“Adicionalmente la institución tiene toda una estrategia nacional de subsidio del agua que permite, precisamente, garantizar el derecho humano. Por eso insistimos en la organización y que el derecho, tal como está establecido, se exija, se demande, pero sobre todo cuando se tiene, se proteja. Porque hay un estrés hídrico mundial y nacional. Nosotros tenemos escasez de agua y tenemos que hacer esfuerzos adicionales de protección al interior de la familia y de las comunidades. Pero también de protección de cuencas, de pozos de infiltración, de cuidar nuestros mantos acuíferos y verlo en una perspectiva de desarrollo porque si no, nos vamos a quedar sin agua”, agregó.

“Las comunidades y ustedes ya no van a estar en seco, sino que van a tener esa agua, ese vital líquido para que vayan a abrir el chorro y le den un vaso con agua potable a sus niños y niñas. Eso no tiene precio. Eso solo lo puede hacer un gobierno nacional comprometido con la gente, pero también un gobierno municipal que está de la mano con ustedes”, dijo, por su parte, el alcalde de San Miguel, Miguel Pereira, que también estuvo presente en la reunión.

Este proyecto es gracias a un sistema de 12 pozos para San Miguel, que ANDA desarrolla con la finalidad de tener una cobertura del 100 por ciento en el municipio, cumpliendo con el mandato del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, de garantizar agua potable a todo el país.