Doña Lidia Navarrete, todos los sábados desde muy temprano prepara su canasto con yuca y empiñadas, luego emprende camino hasta el Parque Balboa, para realizar la venta del fin de semana a todas las familias que disfrutan del aire fresco del lugar. “Este es mi único ingreso” nos comentó, y en un principio ella pensó que sería imposible contar con el servicio de agua potable en su hogar, hasta que escuchó hablar a un vecino acerca de los proyectos de ayuda mutua que ejecuta La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) y fue así como se organizaron para iniciar los trámites de las familias del Pasaje Villa Carlota de Panchimalco.
Los obstáculos que se presentaron en el camino, no fueron barrera para que estas 90 personas, cuyo principal ingreso es el comercio informal pudieran tener acceso al vital liquido “nosotros individualmente jamás hubiéramos podido costear un servicio de agua potable, pero unidos si se pudo”, expresó Doña Lidia, quien además se siente feliz y satisfecha de haber liderado como Presidenta de su comunidad, dicho proyecto.
En nuestra visita no faltó quien quisiera hablarnos de como el agua potable en sus hogares no solo cambiará la vida de ellos, si no también contribuirá a la economía familiar: “para nosotros es una bendición el tener el servicio, antes nos tocaba comprar el agua a $1.00 la barrilada, en verano nos la daban más cara, ese dinerito ya lo vamos a poder ocupar para otra cosa” nos comentó Doña Erika Perez, beneficiaria del proyecto.
Toda la comunidad expresó sentirse muy agradecida con la Institución por llevar el agua a las familias que más lo necesitan y a la vez exhortan a la autónoma a seguir beneficiando a más y más salvadoreños.