Con lágrimas en los ojos pero no de tristeza, sino de alegría porque muy pronto contarán con el alcantarillado sanitario que les mejorará la calidad de vida, habitantes de la comunidad La Roca agradecieron al gobierno central y a ANDA por un proyecto que próximamente beneficiará a unas 300 personas.
“Estamos feliz porque después de tantas vueltas Dios nos ha bendecido con este proyecto y ya no vamos a tener que ir al cafetal (para defecar)”, así resumió Blanca Martínez, como se sienten al ver que el esfuerzo que están realizando tendrá sus frutos muy pronto.
“A nosotros solo nos queda agradecerle al Señor Presidente de ANDA y a todo el personal porque están haciendo realidad este deseo”, dijo por su parte la señora Tránsito de León, una humilde ama de casa de la tercera edad, quien a pesar de no saber leer, ha sido la artífice de que su comunidad ahora esté a punto de contar con el alcantarillado sanitario, por el que esperaron 60 años.
Doña Tránsito rememoró que hay familias que por falta de letrina van a unos cafetales vecinos que están lotificando, “aunque solo pueden ir de noche, porque de día muchos los miran”, explicó, tras señalar que en otros casos por falta de espacio las letrinas están dentro de las viviendas, generando con ello insalubridad.
“Le decimos al Presidente de ANDA que reciba muchas bendiciones de parte de Dios, porque nosotros no podemos pagarle”, sostuvo, mientras se enjugaba las lágrimas con sus manos.
En esta comunidad la autónoma junto con sus habitantes están ejecutando el proyecto bajo la modalidad de ayuda, donde la comunidad aporta la mano de obra no calificada que incluye excavación, aterrado y compactado.