“Nosotras somos tortilleras y nos levantábamos a la una de la mañana para lograr ver que cayera un poquito de agua y si no solo caía una hora o media hora y de ahí nos quedábamos sin agua. Hubo veces que ahí andábamos pidiendo un cántaro de agua y nadie tenía. Así es que estamos agradecidos con ustedes porque Dios puso en el corazón de ustedes que nos ayudaran, así es que muchas gracias”. Así expresó María Dolores Rodríguez, habitante de la comunidad Asunción, en la capital, su satisfacción por los trabajos de mejoras de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) en la zona.

La usuaria fue una de las asistentes a la reunión comunitaria que sostuvo el presidente de ANDA, Felipe Rivas, con los habitantes del lugar este domingo, como parte de la política de acercamiento de la entidad con las comunidades.

“Estos son esfuerzos que queremos sostener a lo largo de todo el país. Es especialmente para establecer una comunicación en las dos vías: escucharles, no solo hablar de los proyectos que ya hicimos, sino de las otras necesidades que tienen en el sector. Y precisamente ponernos de acuerdo con el equipo técnico que está aquí. La clave de que hagamos transformaciones es precisamente que todos los sectores, las comunidades, las colonias estén bien organizadas”, comentó Rivas.

El funcionario entregó las obras de mejoras en el servicio para las 75 familias que habitan la comunidad Asunción. Los trabajos consistieron en un entronque de tuberías en la 47ª avenida Sur y 10ª calle Poniente; así como la instalación de una válvula en la 37ª avenida Sur.

Con estas obras la institución pone fin a un problema de más de ocho años de antigüedad. La intervención fue el resultado de diversas reuniones sostenidas entre la entidad y la comunidad desde febrero de este año.

Posterior a esta asamblea de vecinos, el funcionario asistió a otra con los habitantes del cantón Dolores Apulo, donde además realizó un recorrido por diferentes zonas del lugar.

“Iniciamos en Vista Al Lago 2, pasamos al sector de Los Alejandros y Vista Hermosa, que fue un proyecto ejecutado en 2014 y 2015, que no fue inaugurado pero que sí fue parte de la gestión de este Gobierno Central que tenemos. Yo creo que es algo bien importante el día de ahora la participación de autoridades (de ANDA) porque así la población ha podido ver el compromiso que tienen con la misma población y la ciudadanía en pie, así es que agradecer por los proyectos que se están desarrollando y los próximos que se puedan desarrollar”, resumió Ana Contreras, habitante del sector de Ilopango.

Durante la reunión comunal, el titular de ANDA anunció que trabajan en la fase final para la introducción de la red distribución de agua potable para las comunidades Amatitán, Altos de Amatitán, pasaje Cocanaste y Vista Al Lago 2.

La inversión total de estos trabajos será de $217,969.36, provenientes de fondos de ANDA, la comunidad y la Ayuda Obrera Suiza (AOS). El proyecto beneficiará a 1,325 habitantes de la zona.

Anteriormente la institución realizó diferentes proyectos en la zona: Sector Iglesia, 250 beneficiados; comunidad Bendición de Dios, 30 beneficiados; comunidad Aceituno, 225 beneficiados; y comunidad Los Alejandros, 350 beneficiados.

Además de los proyectos realizados y los trabajos en ejecución, la entidad trabajará para mejorar el servicio en la comunidad Bello Amanecer y comunidades San José del Lago.

Para Yanira González, presidenta de la ADESCO de la comunidad Amatitán, este es un logro que costó casi 20 años. “En el ‘99 se metió el agua. En ese tiempo se dio permiso nada más para unas cantareras, era al nivel de cuatro cantareras las que existían. Luego las ADESCO que en ese tiempo estaban en función empezaron a meter el agua casa por casa. Claro, ellos cobraban, ¿verdad?, y vendían un derecho de agua. Luego, en 2007, se sabe que el agua que estaba, según ANDA, era ilegal, nos pusieron dos macromedidores y en base a eso se ha pagado el agua siempre a la comunidad”, detalló.

“Nosotros empezamos a gestionar el agua en 2007 (con ANDA). En algún momento los papeles se archivaron. Luego logramos sacarlos. Nos fuimos y llegamos a la presidencia de ANDA para lograr sacar los papeles. Los documentos que ya teníamos –que tenían más de tres años de estar en ANDA– pero no se les había dado salida. Luego pues logramos el proyecto y se ha metido un proyecto nuevo y hay más de 300 familias que van a agradecer que este proyecto sea de beneficio para la comunidad”, agregó González.

Estas obras forman parte de las medidas inmediatas que realiza la gestión de ANDA, solicitadas por el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, para mejorar el servicio en el Gran San Salvador. La medidas incluyen la perforación de nuevos pozos, reducción de pérdidas de agua potable por fugas y conexiones ilegales, plan de bacheo, mejoras en la red, el abastecimiento a través de camiones cisterna (pipas) para zonas altas y plan de contingencia ante emergencias.

“Tenemos un plan bajo el mecanismo tradicional de sistemas de pozos en estas zonas más críticas, pero eso va a liberar más agua para el Área Metropolitana de San Salvador y garantiza, con este sistema de pozos, que mientras hacemos el proyecto de Las Pavas no haya desabastecimiento”, explicó Rivas.

“Siempre hay puntos críticos, son zonas muy altas a donde les llega el final de la cadena de distribución. Ahí son los puntos críticos, ahí estamos trabajando con la cadena de pozos  de manera que libere esa agua para acá; pero a veces hay que compartirla y esas maniobras que hacen los compañeros es para que precisamente todo el mundo tenga agua”, concluyó.