Autoridades de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), continuaron, la noche de este martes, en calle Amberes, de San Salvador, la implementación del plan intensivo de reducción del número de fugas y eliminación de baches dejados por reparaciones de tuberías en el Gran San Salvador.

“Todos esos municipios del área metropolitana donde tenemos pendientes o puedan salir nuevos agujeros. De aquí a diciembre se van a atender dentro de este plan para dar una respuesta inmediata”, detalló René Cardoza, subdirector de la Región Metropolitana de ANDA.

El plan tiene dos objetivos: Saldar la mora de trabajos pendientes que son 339 órdenes a partir de esta fecha hasta finalizar el año: y un segundo objetivo que implica mejorar los tiempos de respuesta a un plazo máximo de 48 horas, ante los reportes que se generen a partir de la implementación de este plan.

“Lo que hacemos es que le damos un tiempo después de la reparación para ver si no presenta fallas o existan nuevos derrames, y una vez que estamos seguros procedemos a la colocación de la capa asfáltica”, agregó Cardoza.

Para estas labores la ANDA asignará cuatro brigadas de personal técnico, haciendo un total de 17 personas que contarán con todo el material, como herramientas, 200 toneladas de mezcla asfáltica, tierra, y el transporte necesario.

Los municipios a intervenir son: Antiguo Cuscatlán, Apopa, Ayutuxtepeque, Ciudad Delgado, Cuscatancingo, Ilopango, Mejicanos, Panchimalco, San Marcos, San Martín, San Salvador, Santa Tecla y Soyapango.

La institución continuará informando sobre los lugares donde trabajará para evitar inconvenientes a conductores y peatones. Los trabajos en calles principales o de mayor tráfico serán realizados en horas nocturnas.

ANDA hace un llamado a la ciudadanía, en especial a los conductores, para que manejen con precaución, planifiquen su ruta, respeten y atiendan las indicaciones de nuestro personal para evitar accidentes.