Como parte de su política de ética, transparencia y anticorrupción, la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), se adhirió, este martes, al Grupo Multisectorial (MSG, por sus siglas en inglés) de la Iniciativa de Transparencia en el Sector de la Construcción (CoST, por sus siglas en inglés).

“Estamos adhiriéndonos a la iniciativa CoST al Grupo Multisectorial. Es un esfuerzo que ya se ha venido desarrollando en el país. De hecho yo fui parte en Obras Públicas y Fovial, lo que nos permite tener un sistema permanente de acceso a la información, pero sobre todo de un sistema completo en el sector construcción”, detalló el presidente de ANDA, Felipe Rivas.

El MSG en El Salvador está conformado por diferentes actores: sector público, privado, sociedad civil y académico como: Ministerio de Obras Públicas, Transporte y de Vivienda y Desarrollo Urbano (MOPTVDU), Fondo de Conservación Vial (FOVIAL), Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), Colegio de Arquitectos de El Salvador (CADES), Sistema de Asesoría y Capacitación para el Desarrollo local (SACDEL), Iniciativa Social para la Democracia (ISD), Universidad de El Salvador (UES), Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) y Universidad Politécnica de El Salvador (UPES).

Con esta adhesión, ANDA publicará en su portal de transparencia la ejecución de los proyectos por medio de ítems: desde la formulación de las bases de licitación, formulación del perfil del proyecto, diseño, apertura de ofertas, adjudicación, contratación, avances de la ejecución del proyecto, los resultados de la supervisión de los avances avalados por el contratista y supervisor de la obra pública, hasta la entrega de la misma en beneficio de la población.

En el evento estuvieron presentes: el presidente del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), Carlos Ortega; el secretario de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción de la Presidencia, Marcos Rodríguez; y la presidenta del MSG de CoST, Julia Laínez Pineda.

Además, la entidad habilitó la Casa de la Transparencia para acercar y poner a disposición de sus usuarios la información de las actividades que ejecuta la institución. Anteriormente las oficinas de la OIR estaban en el quinto piso del edificio administrativo. De esta manera ANDA cumple con el compromiso de garantizar el acceso a la información pública.

99.99% de información de ANDA disponible para la fiscalización ciudadana

Durante la actividad, el titular de ANDA informó que en el aniversario de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) designó a la Comisión de Transparencia Institucional para revisar el contenido del índice de Información Reservada, con el fin de poner a disposición de la ciudadanía la Información Oficiosa. Tras una revisión bajo los lineamientos establecidos en los artículos 19, 20, 21 y 22 de la LAIP, la comisión determinó revisar información de 37 acápites, quedando a disposición pública el 99.99% de la información de la ANDA.

“De 37 acápites hemos dejado prácticamente solo una reserva relacionada al manejo de los protocolos de seguridad por los químicos, otra por los entronques que tiene que ver con los sistemas de algo que ya el Instituto de Acceso a la Información se había pronunciado que así debía ser y un tema de judicialización de casos que eso realmente quedan reservados, pero no es propiamente ANDA, sino son los procesos de normativas legales del país que así lo establecen”, aseguró el funcionario.

Para la transparencia del Gobierno de El Salvador es un logro poner a disposición la información de la entidad, divulgando toda ejecución de los actos administrativos, operativos y financieros, cumpliendo con las obligaciones establecidas en la LAIP y lineamientos del IAIP.

Además, el presidente de ANDA informó que en los próximos días firmarán otros pactos de integridad para fortalecer la contraloría pública y social, principalmente en proyectos estratégicos. Estas acciones están enmarcadas en la política de ética, transparencia y anticorrupción que ejecuta la institución y que incluye rendición de cuentas y auditorias recurrentes por parte de la Corte de Cuentas, así como auditorias de sistemas actualmente en proceso.

“Se trata de abrir la institucionalidad y de apostarle a una transformación cultural de participación de acceso a la información y sobre todo que logremos una efectiva política de ética, transparencia y anticorrupción”, concluyó el funcionario.